Los coleccionistas de todo el mundo quieren asegurarse el suyo.

El billete simbólico de cero euros conmemora el bicentenario del nacimiento del filósofo y pensador alemán Karl Marx. Este billete sin valor de circulación, se convirtió en Alemania en un éxito de ventas.

Ya se han comprado más de 100.000 ejemplares, comunicó la empresa Turismo y Marketing de Tréveris, la ciudad natal del considerado padre del comunismo. Y verdaderamente es todo un éxito de ventas, nadie esperaba que esto sucediera.

El souvenir dedicado a Karl Marx fue adquirido por ciudadanos de todo el mundo, desde Australia a Sudamérica, pero donde más se vendió es en Asia. Se estima que entre 25.000 y 30.000 copias han ido a parar a China.

El billete de cero euros, de color violeta, no es de curso legal sino simplemente un objeto de colección. Su apariencia, sin embargo, es de lo más real y está elaborado con papel de seguridad emulando a uno auténtico emitido por el Banco Central Europeo (BCE).

En su anverso aparece un retrato de Karl Marx mientras que en su reverso se pueden observar diferentes monumentos europeos como la Puerta de Brandenburgo, la Sagrada Familia de Barcelona, el Coliseo Romano o la Torre Eiffel de París. Su precio de venta es de tres euros.

El pensador revolucionario, autor de El Capital y -junto a Friedrich Engels- del Manifiesto Comunista, nació en Tréveris el 5 de mayo de 1818. En 2018, durante el llamado ‘Año de Marx’, su ciudad natal ha organiado alrededor de 600 actos, desde exposiciones hasta conciertos, para recordar su figura.

Sin lugar a dudas es una muestra de gran contradicción ya que los billetes, grandes instrumentos del capitalismo, le rinden tributo al padre del socialismo.

Comentarios de Facebook