banco central bcra argentina

Este miércoles, el Central continuó con la licitación periódica de Leliq a una tasa promedio de corte de 71,267% anual. El plan del Gobierno es secar a la economía de pesos. Pero, ¿qué es lo que realmente buscan con esta suba de tasa?

1. Frenar al dólar. El Central utiliza este nivel de tasas para absorber el excedente en pesos y evitar que se vayan al dólar.

2. Luchar contra la inflación. Una tasa de interés alta hace que consumir sea más caro, lo que disminuye la demanda de bienes y por lo tanto, controla el aumento de precios.

Ahora bien, ¿cuáles son los costos de tener tasas extremadamente altas? Además de profundizar la recesión por la disminución del consumo, también dificulta la financiación a empresarios de pequeñas y medianas empresas (Pymes) y a ciudadanos comunes a través de un encarecimiento del crédito.

Para las Pymes, esto se traduce por ejemplo en la imposibilidad de descontar un cheque dado que las tasas son inviables. Tomar un crédito para invertir en capital de trabajo, resulta imposible. Las tasas altas terminan destruyendo la producción de un país.

En cuanto a las familias, las tasas afectan los créditos hipotecarios para adquirir, construir o refaccionar viviendas. Aquellos que hoy utilizan sus tarjetas de crédito para ciertos bienes que antes realizaban en efectivo, deberán afrontar un costo financiero total de hasta 120% en algunos bancos. Además, este aumento impacta de lleno a quienes consideren no pagar el total de la cuota mensual y realizar el pago mínimo. Por lo que deberán pensar en otras alternativas para sus saldos no pagados, como ser préstamos personales a menores tasas.

Sin embargo, más allá de todos estos aspectos negativos, sumados a muchos otros, para el presidente del Banco Central las medidas tomadas son necesarias para recuperar el ancla nominal y la credibilidad sobre la capacidad de cumplir metas de inflación.

Por ahora, el mercado no parece tener el mismo pronóstico, la sensación de incertidumbre no sólo está en los agentes de mercado, sino en la población en general.

Por Francisco Baesso Ávila 

Comentarios de Facebook